Poemas de Sangre, Amor y Sombras

(Poemario compuesto de 48 poemas)

Sinopsis

El aire, ese color del cielo clavado en la mirada, gente pasando, mi amor por tí, 

el miedo, la rabia y los complejos, todo lo que no me deja avanzar, 

lo que veo y lo que no, la poesía son conexiones, 

y éstas son las mías. 

Extracto 

...

Se va la fuerza.

Se va mi sangre.

Mis pies gotean,

todo ese agua

que mi cuerpo ya no sostiene. 

 

Pienso hundirme.

No me busquéis.

 

Volveré sola, 

limpia y vacía. 

Con la sangre seca 

y los pies en llamas. 

...

No tengo absolutamente nada que ofrecer.

 

No tengo ojos claros

ni un apellido fácil

mi culo es gordo

y mis ojos están tan hundidos

como el Dios en el que crees.

 

Soy de padres pobres

no tengo dinero,

y lo único que sé 

es que no tengo 

absolutamente nada 

nada

nada que ofrecer.

 

Más que a mi misma

más que mí amor

mi criterio

lágrimas, 

histeria y emoción.

 

Más que las manos a la tierra

y el cuerpo al sexo

la fuerza (que siempre falta).

 

Incluso

algunas noches

puedo dar el alma

apagar el reloj

y dar todo lo sobrante 

a las causas más sentidas. 

 

¿Será suficiente?

Para los amantes absurdos

Para los maestros,

que me enseñaron

y la familia segunda.

 

¿Será suficiente?

Para todos aquellos que creían en mis ojos marrones,

mis curvas y mi memoria,

todos aquellos que creían en mi nombre.

 

Todos aquellos, 

los que no me dejaban salir a jugar fuera.

 

¿Será suficiente para ellos?

¿El alma, 

el tiempo 

y el sentimiento?

 

¿Podrán aguantar el peso de mi fracaso, 

en sus ojos claros, 

sus cuerpos esbeltos, 

y todos sus conocimientos? 

 

Definitivamente, 

ya no me importa. 

 

Sólo debes saber, 

que no tengo absolutamente nada

nada

nada que ofrecer.

...

Tu olor, 

dulce y ácido. 

Ese aceite amargo y viejo 

tan característico, 

me lleva justo al lado del brasero, 

me hunde el pelo en la bañera, 

me enjabona casi tan bien como lo hacías tu 

en esas tardes de lunes fríos y cansados para todas. 

 

No estoy en cuerpo, porque no sé estar, 

no estoy en ímpetu, porque no soy tanto, 

pero aún así, 

estoy para ti, 

para siempre, 

pensando y recordando. 

 

Tu hija, mi madre, 

tu trabajo y fuerza, 

que no cabe entero de orgullo en mi pecho.

Porque qué pensaría la americana, 

si supiera 

que a sangre, 

corazón 

y puño, 

no nos gana nadie. 

 

Por eso, 

por el brasero caliente, 

los garbanzos cocidos 

y mi pelo limpio, 

pienso cuidar en alma, 

amor, 

vejez, 

libertad 

y miedo, 

a todos los amores de tu vida.

 

...

Llórame de una vez,

de la manera que quieras.

 

Llórame desde dentro

en la cama

el parque 

o el coche.

 

Llórame durante siempre

o solo un rato.

 

En silencio, 

o llórame histérica.

 

Llórame el corazón

la boca y el pecho.

 

Llórame en calor,

y en el más duro frío de invierno.

 

Pero llórame a mí, 

Y a nadie más. 

...

Las sombras

aquellas que me llevaron a ver más allá,

aquellas por las que hoy siento y lamento.

 

Las sombras, aquellas que me llevaron a mirar hacia atrás, 

aquellas por las que hoy miento y sufro.

 

Esas sombras,

bellas,

desnudas,

sombrías, 

e impermeables.

 

Esas sombras,

son mujeres. 

 

Sobre sus caballos negros,

cabalgan lentas

bandera izada.

Ven vuestro reino a lo lejos.

Estáis tranquilos,

bebiendo vino y jugando a cartas.

 

Las sombras,

desnudas,

bellas 

y sombrías,

caerán del cielo encima vuestro

 

Esas sombras, 

sobre sus caballos,

ondeando su bandera oscura en el cielo gris.

 

Venimos a quedarnos con todo.

Somos gordas y negras, 

peludas y sucias.

Y venimos,

a quedarnos con todo.

...